Tracción para las pymes

 

Empresas de todos los rubros y tamaños a menudo tienen dificultades para hacer despegar su negocio, básicamente porque encontrar capital suficiente para financiarlo y mantenerlo en el tiempo es complejo si no se ha tenido tiempo suficiente para demostrar su valía en el mercado.

 

Sin embargo, al crear tracción empresarial, las nuevas compañías pueden atraer potenciales inversionistas y obtener una ventaja competitiva en su negocio.

 

En esta guía te damos los pasos necesarios para que consigas tracción empresarial de forma exitosa.

 

¿Por qué es tan importante la tracción para un inversionista?

 

Uno de los temas que más importa a los inversionistas sobre los emprendedores es la tracción del negocio.

 

Encontrar el capital suficiente para financiar un negocio en desarrollo y mantenerlo funcionando en el tiempo puede ser difícil para una Pyme que no ha tenido tiempo suficiente para demostrar su valor en el mercado.

 

medir-traccion

 

Si tienes una medición que demuestre qué tan bien o mal estás llevando tu modelo de negocio en el mercado y cómo está siendo aceptado por tus clientes, ya has dado un importante paso: tienes tracción.

 

La tracción es una métrica que mide el progreso real y la validación de tu modelo de negocio, por lo que se vuelve un elemento imprescindible si buscas inversión.

 

Lo que debes tener claro primero es cómo funciona la tracción en el mundo empresarial y qué espera ver un posible inversor en tu negocio.

 

Buscando una curva positiva, hacia arriba y a la derecha

 

Si en tu caso estás midiendo tu negocio y ves que las ganancias han sido bajas, no te desanimes. La tracción no se mide por la cifra reflejada, sino que por la inclinación positiva de la pendiente (palo de jockey).

tracción

Fuente: elaboración propia

 

Recuerda que lo que estás buscando son posibles inversionistas para hacer crecer tu negocio, por lo mismo, no debes preocuparte si los números son negativos. Si ocurriera lo contrario, no tendrías la necesidad de contar con alguien que invierta capital en él.

También debes tener claro que la tracción no es algo únicamente necesario si buscas inversores: la tracción es importante porque también demuestra que tu modelo de negocio efectivamente está arraigado en tus clientes, es decir, que hay una demanda real de tu producto en el mercado.

 

Esto significa que tu producto o servicio está siendo validado, y para un inversor los hechos y resultados representan mucho más que solo palabras.

 

¿Cuánta tracción espera un inversor? Cuidado con el ego

 

Cuanto mayor sean los indicadores de tracción, más inversores se sentirán atraídos por la organización. Sin embargo, no hay una cantidad específica de tracción que se deba demostrar.

 

Todo dependerá de la metodología aplicada para presentar la información precisa y relevante del negocio, dejando de lado las métricas vanidosas que no proporcionan el verdadero conocimiento sobre la marcha del emprendimiento.

 

Esto ocurre porque en el mundo de nuevos negocios, los emprendedores generalmente se sienten identificados por números absolutos, los que suelen primar demasiado y no necesariamente reflejan la realidad del negocio.

 

Por ejemplo, si un negocio tiene un crecimiento de un 10% intermensual durante tres meses y sin inversión en compra de tráfico, tiene tracción. En cambio, si crece un 10% semanal se considera que el emprendimiento es un éxito y que tiene un gran potencial, lo que resulta bastante atractivo para inversionistas.

 

Pero ¿qué pasa si un emprendimiento tiene 5.000 seguidores en Instagram? Esta métrica puede ser irrelevante, ya que actualmente los followers se pueden comprar. En este caso, un posible inversionista no se fijará en el número de seguidores de la marca, sino que en la interacción que ellos tienen con el producto o servicio.

 

Lo mismo ocurriría en el caso de que el negocio demostrara tener 20.000 usuarios registrados, de los cuales solo 100 son activos. Esto también sería un dato irrelevante.

 

La pregunta no es cuánta tracción esperan los inversionistas, sino comprobar que él o los indicadores de tu empresa están suscitando interés.

Si quieres presentar tu modelo de negocio a un posible inversionista, te recomendamos considerar los siguientes aspectos:

 

1. ¿La idea de negocio es sólida? Los inversionistas quieren comprobar que tu negocio efectivamente está abarcando los problemas reales de los clientes.

2. Debes haber validado al menos una parte de tu modelo de negocio (canales de venta, flujos de ingreso, canales de distribución y comunicación, etc).

3. Ser capaz de captar clientes a un costo de adquisición inferior al margen que eres capaz de sacar de ellos. Es decir, el costo para adquirir un nuevo cliente debe disminuir rápidamente a medida que tu comercialización comience y tus productos o servicios ganen una mayor aceptación.

4. Mostrar resultados con una gráfica que muestre una curva de palo de hockey "hacia arriba y hacia la derecha" con al menos tres puntos de datos por indicador clave.

5. ¿Son realistas las proyecciones financieras? Permite que el inversionista tenga acceso a ver al menos un mes de ventas y entender cómo se compara con las proyecciones de negocio.

 

 

4 casos de éxito de tracción empresarial para el éxito de tu emprendimiento

 

A todos les gusta tu idea, pero nadie está dispuesto a invertir en tu negocio porque aparentemente necesita más “tracción”¿cómo conseguirla?

 

exito-emprendimiento

 

Comenzar un negocio no es tarea fácil, incluso si tienes una “gran idea”. No es novedad que despegar es una de las etapas más difíciles de un emprendimiento o startup, aún cuando se cuenta con un plan de negocios previamente definido.

 

Pero ¿qué es la tracción empresarial?

 

Para hablar con libertad sobre el tema, tenemos que entender y manejar el concepto a la perfección.

 

La estrategia de tracción o Pull Strategy, a diferencia de la estrategia de empuje, se preocupa de concentrar tus recursos en los consumidores y usuarios del producto, y no en los canales de distribución, entregando diferentes campañas publicitarias, promociones de venta y merchandising.

 

De esta forma, serán los consumidores quienes buscarán el producto, y los mercados quienes se verán obligados a contar con el stock necesario.

 

Podríamos decir que la tracción se traduce al arrastre que le das a tu emprendimiento al comenzar y la medición del progreso a medida que la empresa crece.

 

Es decir, muestra lo bien o mal que estás llevando al mercado tu idea o modelo de negocio, como el indicador más claro de que tu proyecto es viable y que está creciendo.

 

Ahora, para comenzar a trabajar con tracción, existen puntos de orden que hay que considerar. Uno de los más importantes y el primero que hay que tomar en cuenta, es entender el futuro que esperamos para la organización, desarrollar las metas específicas y definir qué medios utilizaremos para alcanzar dichos objetivos.

 

Además, es clave entender los factores que se utilizarán para definir el éxito de la empresa.

 

Puede ser un proceso que tome tiempo, pero son los pilares fundamentales a la hora de comenzar y donde tu emprendimiento se sostendrá.

 

Una vez tengas las o metas establecidas, los inversionistas pueden ver más claramente cómo crecerá tu empresa en relación a la competencia.

 

Si bien no existen maneras de medir la tracción de la empresa, si se pueden considerar diversos indicadores de éxito, tales como la respuesta del cliente y los ingresos generados

 

Dicha estrategia busca hacer crecer el negocio mientras se van cumpliendo las metas y objetivos del negocio.

 

¿Cómo hacerlo? Existen canales que te ayudarán

 

En el libro Traction: How Any Startup Can Achieve Explosive Customer Growth, Gabriel Weinnberg, fundador y CEO del buscador DuckDuckgo y Justin Mares, dueño de Kettle&Fire proponen 19 canales (o maneras) que te ayudarán en el proceso de tracción para crear un negocio rentable y con resultados exponenciales.

 

 

1. Marketing Viral

 

Es el proceso donde tus clientes, felices con el producto o marca, le cuentan a sus cercanos del tema, atrayendolos a tu negocio sin necesidad de ser tú quien vaya a buscarlos.

 

Esto se puede lograr de diversas formas, por ejemplo; ofreciendo incentivos a quienes inviten amigos a inscribirse con tu marca. Claro ejemplo de esto es la aplicación móvil Uber, siendo una de las campañas de marketing viral más efectiva del último tiempo, con un gasto de capital mínimo.

 

2. Relaciones públicas

 

Otra forma de generar tracción o el “empujón” necesario, es tener presencia en los medios. Presentar tu historia/ tema a los medios (como revistas, diarios, blogs) es darles tema del que hablar, lo que genera ganancias para los dos lados.

 

¿Cómo lograr la atención de estos medios? Para esto existe una estrategia llamada Laddering up, que básicamente consiste en contactar blogs pequeños pero que se ajusten a tu target. Una vez escritas las historias, las puedes compartir en otros medios masivos donde es más probable que sean vistos por medios más grandes.

 

3. Content Marketing

 

El Content Marketing consiste en crear contenido que resulte interesante para los clientes, distribuirlo de manera gratuita o a muy bajo costo y utilizar dicho material para atraer al público a tu sitio web, donde, si les pareció interesante, se convertirán en clientes activos.

 

¿Cómo hacerlo? Existen diversas maneras de crear y compartir material interesante, por ejemplo: escribir blogs relacionados al tema que estás vendiendo, guías informativas o material audiovisual explicativo (videos, infografías, galerías de imágenes).

 

Para que este canal funcione como se espera, haz una prueba primero del material que vas a compartir. Crea algunas piezas de material y compártelas con el mercado, evalúa como les va y si funcionan enfócate en ese estilo y prueba lentamente otros modelos.

 

Casos de compañías que supieron trabajar con tracción

 

Un auto en un click

 

Un clásico ejemplo exitoso de tracción es la conocida aplicación móvil que te permite pedir un auto (con chofer) desde cualquier lugar apretando un botón desde tu smartphone, ¿Sabes de qué estamos hablando verdad? Exacto, Uber.

 

El software que fue lanzado el año 2010, llegó con la promesa del “gran producto” y lo cumplió. Como lo explica Bill Gurley (uno de los mayores inversionistas de Uber), “el producto es tan bueno, que nadie tuvo que invertir millones de dólares en publicidad”.

 

¿Cómo lo lograron? Simple, le dieron una misión al producto, encontraron un nicho y lograron tal satisfacción en sus clientes, que fueron ellos mismos quienes se encargaron de hacerlo conocido “de boca en boca”.

 

¿La misión? Solucionar el problema a los miles de usuarios de transporte público.

 

Antes de Uber, hacer parar un taxi no era una tarea cómoda. Para hacerlo, debías pararte en la calle, independiente del frio, lluvia o calor, a esperar que pasara un auto (ojalá vacío) para llevarte a tu destino.

 

Luego venía el problema del pago, la busqueda del total del viaje y la respuesta “ no tengo vuelto para eso”, y Uber se encargó de solucionar no sola la experiencia del trayecto, sino que el paquete completo.

 

Con una aplicación que está conectada a Google Maps ( que te permite saber a qué distancia se encuentra el conductor y rastrear su recorrido), te ofrece además un servicio a la puerta de tu casa con solo pulsar un botón y sin necesidad de contar con efectivo, ya que puedes vincular tu tarjeta de crédito.

 

De esta forma, Uber llegó a revolucionar la industria del transporte público, reconociendo un problema y encontrando una solución que se adaptara al usuario moderno.

 

Un tono más hogareño al viajar

 

Por otro lado nos encontramos con Airbnb, (llamado en sus inicios “Airbed and Breakfast”).

 

La plataforma favorita de los viajeros para arrendar departamentos o piezas en el destino a visitar, no siempre fue el monstruo que es ahora, y tampoco tuvo la tracción inicial tan rápida como la de Uber, pero aún así logró escalar y posicionarse como uno de los motores de búsqueda de arriendos más grande e importante de la actualidad.

 

Un poco de historia. Airbnb nace por la necesidad que tenían sus fundadores de “hacer dinero” para pagar el arriendo de su departamento en San Francisco. Cuando ya se les agotaban las ideas, surgió la iniciativa de “sub-arrendar” el piso en el que vivían a los visitantes. Se preocuparon de acomodarlo y ofrecer desayuno casero todos los días. Así es como se lanzaron a la aventura.

 

El primer obstáculo fue descubrir en qué plataforma era buena idea compartir la información. Craigslist era la opción, pero parecía muy poco personal. ¿Por qué no lanzar un sitio propio? Y eso fue exactamente lo que hicieron.

 

Vendieron su idea reconociendo diversos problemas: los precios de los hoteles, la ubicación y lo difícil que resultaba arrendar una habitación sin resultar estafado en el proceso.

 

¿Solución? Una plataforma que une anfitriones y arrendatarios, donde un sistema de puntos te cataloga como el mejor hospedador ( dependiendo de la calidad del servicio, comodidad del lugar y más) y a un buen visitante.

 

De esta forma, y aunque la tracción fue un proceso lento y tedioso, Airbnb hizo temblar la industria hotelera, alcanzando en 2017 ganancias de USD 93 millones.

 

Trabajar con influencers para hacer crecer tu negocio

 

 

Tinder no necesitó implantar anuncios en las redes sociales, o enviar mails masivos todos los estudiantes invitándolos a descargar la app. Sus creadores entendieron la diferencia que existe entre alguien que descarga una aplicación porque le apareció en Facebook y no la vuelve a usar nunca más, y alguien que decidió bajarla por la maravillosa experiencia que tuvo su amigo al utilizarla.

 

De esta manera, los creadores de la mundialmente reconocida aplicación de citas Tinder se encargaron de encontrar a las personas adecuadas y transformarlos en Influencers de la marca, quienes se encargaron de comunicar a sus cercanos sobre la innovadora idea. Es decir, se está generando tracción.

 

A esto es importante sumarle que lograron crear una aplicación muy fácil de utilizar, lo que aceleró el proceso de crecimiento y le dio la tracción necesaria para convertirse en lo que es hoy, con más de 100 millones de descargas alrededor del planeta y transformándose en un término implantado en los cerebros de las nuevas generaciones.

 

Convertir algo antiguo en novedoso

 

Cuando un resfriado atacó a Jeremy Stoppelman, fundador de Yelp!, y los motores de búsqueda de internet no le dieron las respuestas que buscaba, apareció en su cerebro la idea que daría a vida a lo que conocemos actualmente como Yelp.com, la unión entre una red social y opiniones de los usuarios que permite preguntarle a tus “amigos” por recomendaciones en la ciudad.

 

El problema era claro, la solución no tanto. ¿Cómo hacer para que el buscador no fuera “otro más”?

 

El primer paso fue eliminar el anonimato. Claro, leer una recomendación de una persona real, con nombre y foto la hace aún más confiable.

 

Cada usuario tiene un perfil público (sí, es realmente una red social) muestra su actividad en la red, sus comentarios y que tan útiles fueron estos. Además, los usuario pueden conversar entre ellos y generar contactos.

 

De esta forma, la compañía proveniente de San Francisco pasó de ser uno más de los sitios web para evaluar lugares, a una compañía de publicidad y hasta en un verbo (Yelp it!).

 

 

Conoce las principales métricas de tracción que analizan los inversionistas

 

¿Tienes un emprendimiento y buscas recursos para innovar?

Entonces, considera la siguientes métricas de tracción, que no sólo te ayudarán a saber qué tan bien encaminado va tu negocio, sino que también te darán las pistas de las principales métricas de tracción que buscan los inversionistas.

 

metricas-traccion

 

Si hasta ahora no habías considerado medir la tracción de tu negocio, porque no estás en la búsqueda de inversionistas, debes saber que esta medida es tanto más importante. Utilizarla, además pondrá en evidencia que tu idea está realmente arraigando en tus clientes y que hay una real demanda de tu producto o servicio en el mercado.

 

Ahora bien, la importancia de que un inversor se llegue a fijar en tu empresa gracias a tu tracción, nos hace recomendarte las principales métricas que analizan los inversionistas para evaluar los distintos modelos de negocio que andan dando vuelta en los mercados y así inclinarse por quien tenga las mejores proyecciones financieras.

 

Por esto, sigue leyendo y confirma qué métricas para medir servirían para el caso de tu negocio, ya sea para que puedas validarlo tanto con los inversionistas como contigo mismo. Antes, también puedes revisar cómo grandes empresas han conseguido tracción en sus respectivas industrias.

 

CAC

 

Más conocido como el Costo de Adquisición por Cliente, el CAC es la inversión económica que has realizado para que un consumidor potencial se convierta en cliente final, adquiriendo tus productos o servicios.

 

Para calcularlo, tienes que dividir el total de lo gastado en marketing por el número de clientes conseguidos con esta inversión. Ahora bien, si ellos han realizado más de una compra, debes considerarlos una sola vez.

 

En este sentido, para calcular un buen costo de adquisición es necesario tener en cuenta el valor promedio de compra de nuestros clientes. Por ejemplo, si gastan una media de 30 mil pesos, no tiene sentido que tu CAC sea de 20 mil.

 

Por el contrario, para que convenga invertir eso, lo recomendable es que tengas un valor de compra en torno a los 2 millones de pesos por cliente, es decir, al menos cien veces tu inversión.

 

Churn Rate

 

En español, la Tasa de Abandono o Churn Rate es el cálculo para determinar los clientes que pierdes en un determinado tiempo, lo que repercute fuertemente en la decisión de los inversionistas.

 

Estos consideran que el crecimiento real de las empresas no solo gira en torno a la cantidad de compras que acumula, sino que también es importante considerar aquello que éstas dejan de percibir cuando las personas no vuelven a elegirlas.

 

Churn Rate es una métrica elemental porque, en caso de no tenerla en cuenta, tu negocio podría estar omitiendo un dato que afecta el crecimiento de las empresas.

 

Para su cálculo, debes segmentar tu base de datos, ya que por lo general los nuevos clientes suelen tener una tasa de abandono mayor a la de tus antiguos consumidores. Si los mezclas, quizás obtengas una estimación equivocada.

 

Con respecto a los períodos de tiempo para evaluar cuándo has perdido a un cliente y considerando que lo habitual no es que éste se dé activamente de baja, sino más bien deje de comprar tus productos o servicios; lo mejor es que definas períodos de 30, 60 o 90 días, según tu tipo de negocio.

 

CBR

 

No podíamos dejar de mencionar una métrica que tiene directa relación con el dinero que “quemas” mensualmente: “Cash Burn Rate” o la cantidad de dinero que debes gastar para asegurar la continuidad de tu empresa. Esta métrica es importante para los inversionistas, ya que podrán evaluar con qué rapidez estás consumiendo tus fondos.

 

Se calcula considerando todos los costos fijos y estructurales, así como los ingresos mensuales y el tiempo que llevas con el negocio andando, ayudándote no sólo a ver cuánto dinero te queda disponible para tu operación, sino que sobre todo a evaluar si es necesario que comiences a buscar inversionistas.

 

 

¿Cuáles son las métricas claves al momento de presentar la tracción de tu negocio?

 

En los negocios no todos los datos son útiles, pero cuando las métricas se enfocan en información que efectivamente ayuda a tomar mejores decisiones, los procesos se vuelven más fáciles y alcanzables.

 

Eric Ries, empresario estadounidense, blogger y autor de The Lean Startup, destaca la importancia de las métricas inteligentes que utilizan "las tres A": accionables, accesibles y auditables.

 

Sin embargo, estas métricas pueden abarcar muchos índices. Si te estás preguntando por cuál empezar al momento de presentar la tracción de tu negocio a posibles inversionistas, la buena noticia es que sólo hay un puñado de métricas macro que realmente importan y Dave McClure seleccionó 5 de ellas. 

 

metricas-claves-traccion

 

 De las 5 métricas, dos son importantes al momento de presentar la tracción del negocio: las métricas de activación y retención. Es decir, validar que el objetivo principal de tu idea de negocio sea entregar algo que la gente realmente quiere.

 

La adquisición de un producto y su referencia son dos métricas claves que se correlacionan con la construcción de algo que las personas desean, proporcionando una buena primera experiencia (activación) y, lo más importante, conseguir que los potenciales clientes quieran regresar al producto (retención).

 

Sin embargo, debes tener cuidado con las métricas vanidosas que no aportan valor.

 

El peligro de las métricas de vanidad

 

Vanity Metrics o métricas de vanidad son fáciles de medir, pero dan una falsa impresión de crecimiento del negocio al aportar poco valor. Solo sirven para documentar el estado actual de tu producto o servicio, pero no ofrecen información sobre cómo llegaste hasta donde estás o qué debes hacer a continuación.

 

La información de estas métricas no representa ningún punto concreto de mejora, por lo que centrarse en ellas hace que pierdas de vista los puntos optimizables de la estrategia de tu negocio.

 

“Las métricas de la vanidad son peligrosas "

Eric Ries , autor de The Lean Startup

 

Un ejemplo de métrica vanidosa es el tráfico web. Puede que en tu sitio tengas muchas visitas y leads, pero al no hacer un alcance con la tasa de conversión, definitivamente es una métrica carente de valor, ya que el número no es relevante si los prospectos no son de calidad.

 

Los seguidores de Twitter, Instagram o los likes de Facebook también son considerados como métricas de vanidad al momento de presentar la tracción de tu negocio. Actualmente, los seguidores se pueden comprar, por lo tanto el número de followers no significa nada. En este caso, es la interacción y el engagement lo que realmente valen.

 

El valor de las métricas procesables y accionables

 

Si una métrica no es accionable o procesable y no puedes hacer nada para mejorarla, pregúntate ¿para qué la vas a rastrear?

 

Las métricas procesables cuentan la historia de qué acción se debe tomar para alcanzar los objetivos. El estándar ideal para las métricas procesables es el resultado de las pruebas A / B o A/B test.

 

Un ejemplo de prueba A/B es la tasa de apertura de dos líneas de asunto de correo electrónico diferentes. En una prueba A/B se indicará inmediatamente qué línea de asunto elegir al ser la más atractiva para la base de datos seleccionada.

 

Una métrica accionable, en cambio, es aquella cuyos resultados permiten saber cómo están funcionando las acciones y mejorar aquello que se está midiendo.

 

Un ejemplo de métrica accionable es la tasa o porcentaje de rebote de un correo electrónico, ya que ayuda a saber qué contenido gusta menos al usuario y cuál tiene mayor éxito, por lo que es posible sacar conclusiones sobre qué contenido hay que analizar y qué puntos son optimizables.

 

Por ende, las métricas accionables son importantes porque permiten tomar decisiones para mejorar una situación o solucionar los problemas de los clientes.

 

 

Cómo presentar la tracción de tu negocio a posibles inversionistas

 

Al momento de presentar tu proyecto a un potencial inversionista, debes resaltar las fortalezas de tu negocio.

Recuerda que cuanto mayor sean los indicadores de tracción, más inversionistas se sentirán atraídos por la empresa. Todo dependerá de que la historia que cuentes sea validada con tracción, es decir, métricas reales.

 Pero ¿sabes cómo presentar correctamente la evidencia de tu negocio? A continuación te damos algunas ideas.

 

presentar-negocio

 

 La tracción es lo que finalmente determina si tu negocio es atractivo o no. Todo depende de la metodología que apliques para presentar la información precisa y relevante de tu negocio, dejando de lado las métricas que no proporcionan el verdadero conocimiento sobre la marcha del emprendimiento.

 

Para lograrlo, sigue estos pasos:

 

1. Comprobar si es un proyecto innovador: antes de presentar tu proyecto, lo principal es determinar si efectivamente tu idea de negocio es novedosa. Para llegar a esta conclusión, debes constatar si tu producto o servicio logra solucionar las necesidades existentes de tu público objetivo de manera práctica y diferente.

 

2. No pensar sólo en financiamiento: una mala práctica que se debe evitar al momento de presentar tracción es partir de la exclusiva necesidad de buscar fondos.

 

Hay emprendedores que enfocan sus esfuerzos únicamente en conseguir recursos, dejando de lado lo más importante que es validar el producto o servicio en el mercado y desarrollar un prototipo para saber cómo va a resultar.

 

3. Ser flexible y aceptar nuevas ideas: uno de los principales errores que cometen los emprendedores es sentirse tan seguros de sus ideas que no toman en cuenta la retroalimentación que reciben de expertos.

 

Para afrontar esta situación, es importante que diseñes un plan estratégico con el cual argumentes cuál es la visión de tu futura empresa y hacia dónde la quieres llevar.

 

4. Cuenta una historia entretenida: recuerda basarte en la estructura y el orden de la presentación para crear un arco narrativo, cuyo clímax corresponda con la visión final de lo que puede ser tu idea de negocio.

 

La idea principal es que cuentes una historia convincente sobre tu proyecto, pero siempre basándote en indicadores medibles.

 

5. Construye un consejo asesor: si tienes contactos de expertos que puedas mencionar en tu presentación porque te brindan asesoría o apoyo general, hazlo. El hecho de involucrar nombres reales en tu idea de negocio proporciona cierta tranquilidad a los inversores.

 

6. Protege a tus clientes actuales: para demostrar tracción siempre es importante obtener ventas o nuevos clientes. Sin embargo, muchos nuevos emprendimientos cometen el error de pasar meses y años perfeccionando su producto o servicio, o enfocándose solo en las ventas, pero dejan de lado algo tan importante como retener a los clientes actuales y mantenerlos fieles a la marca.

 

7. Ejecuta una presentación clara y precisa: es muy importante que seas claro al momento de presentar y no des muchas vueltas. Los inversionistas perderán interés en tu producto o servicio si no entienden bien la idea de fondo de tu plan de negocio.

 

Para que sea una presentación fluida y atractiva, lo más importante es que no entres en detalles irrelevantes, como por ejemplo quiénes conforman el equipo. Menciona sólo a los fundadores o destaca a un trabajador si tiene un curriculum atractivo.

 

No olvides presentar en esta sección tu estrategia de mercado y público objetivo. Mostrar algunas métricas de unidades económicas será positivo.

 

 

8 tips de tracción para impulsar tu emprendimiento

 

 

Sin duda, comenzar con un emprendimiento es tarea para valientes, pero más desafiante aún es encontrar la fórmula para impulsar el proyecto ( y que esta funcione) .

 

Y es que por muy innovador que sea tu producto o servicio, si las personas no están enteradas de su existencia, no tendrás clientes.

 

impulsar-negocio

 

A esta situación súmale que debes idear la manera para encontrar a tus primeros clientes cuando aún el presupuesto es muy reducido como para gastar en publicidad.

 

Entonces, ¿cómo se logra?

 

Para estas situaciones existe lo que se conoce como tracción de negocios, que en palabras simples se puede explicar como el impulso inicial que le das a tu emprendimiento y la forma en la que mides su crecimiento a medida que la empresa avanza. 

 

Acá tienes 8 ideas para impulsar tu negocio con tracción

 

1. Que el producto sea especial

 

No es necesario inventar algo nunca antes visto, puedes tomar una idea existente y llevarla al siguiente nivel, solucionando más problemas y de esta manera llegando a más clientes.

 

2. Cuenta con una meta bien definida

 

No sirve plantear como meta "ganar mucho dinero" o "hacer crecer el negocio". Las ideas deben ser tan específicas como fijar qué es lo que quieres lograr y cuándo.

Tener claro el norte, te permitirá desmenuzar la idea en varias micro metas a corto plazo ( y a medida que las cumplas, te acercarás más al objetivo)

 

3. Ponte en contacto con influencers

 

No importa la forma en la que conecten, puedes probar enviando mails a todos los que cumplan con tu rubro o siendo activo en sus redes sociales, lo importante es que logres captar la atención de al menos uno.

Crear alianzas con incluencers que cumplan con tu nicho significará publicidad automática y a un muy bajo costo.

 

4. Muestra tu producto

 

Es un error pensar que sólo por tener un gran producto los clientes llegarán solos. Tienes que moverte por ellos. Una forma fácil de alcanzar publico es llevando tu producto a eventos y ferias de emprendedores, además de vender la gente comenzará a conocerte y se correrá la voz.

 

5. Sácale provecho al email

 

Independiente de todos los avances tecnológicos y las innovadoras ideas de Marketing, el correo electrónico sigue siendo una potente herramienta.

Crea una lista de mails y envía información atractiva de tu producto.

 

6. Ofrece incentivos

 

Tal como lo aplicó Uber, tu puedes ofrecer incentivos relacionados a tu emprendimiento cada vez que un cliente invite a un amigo a subscribirse o a comprar.

Por ejemplo, si un cliente lleva a un amigo y este realiza una compra, el que lo invitó obtiene un 5% de descuento en su siguiente compra.

 

7. Aprovecha las relaciones públicas

 

Trabaja tu emprendimiento como una historia y llévala a los medios. No es necesario alcanzar de inmediato los diarios o revistas más grandes.

Comienza por ofrecerle tu historia a algún blogger que hable de tu rubro y comparte el post. Una vez que haya alcanzado un buen nivel de visitas será hora de ofrecerle el tema a los periodistas.

 

8. Aprovecha las redes sociales

 

Vivimos en la época de las redes sociales, aprovéchalo. Crea un perfil de Instagram, un Facebook Fan Page y comienza a ganar seguidores.

Puedes compartir tu perfil en diversas comunidades de Facebook o crear concursos en Instagram para quienes compartan una foto tuya con sus amigos. Todo gratis.

También existe la posibilidad de pagar por publicidad, ahí es tu decisión.

 

Conclusión 

 

Generar tracción es una etapa desafiante en la vida de cualquier Pyme. Sin embargo, es la clave del éxito para el crecimiento de tu negocio.

Con esta guía, ya tienes una idea de lo que debes considerar al momento de presentar la tracción en el mundo empresarial y entender qué espera ver un posible inversor sobre tu negocio.