Tiempo de lectura: 4 minutos

    ¿Por qué fracasa un emprendimiento y cómo evitarlo?

    Si bien emprender es algo atractivo y a lo que muchos optan, no es una tarea sencilla. Un emprendimiento consta de muchas etapas y procesos donde cada uno es vital para el correcto funcionamiento del siguiente.

    Un emprendedor destaca por ser una persona con ideas creativas, con visión de futuro y quien siempre ve una oportunidad de negocio donde otros no lo hacen. El problema es que aunque la persona reúna todas esas características, muchas veces la falta de experiencia puede jugar en contra y, a pesar de las ganas de emprender, el negocio puede ir fácilmente a la quiebra.

     Si estás iniciando un negocio (o pensando en comenzar uno), en este blog te contaremos cuáles son los errores más frecuentes cometidos por emprendedores para que los evites y tengas éxito en tu empresa.

    Según un estudio realizado por Bloomberg, compañía de medios norteamericana, 8 de cada 10 nuevos emprendedores fracasan dentro de un periodo de 18 meses desde el inicio del negocio.

    Es una cifra alarmante si consideramos el estudio realizado por Global Entrepreneurship Monitor (GEM) arroja que el porcentaje de personas adultas que se encuentran iniciando un emprendimiento es del 23,8%.

     

    ¿Cuáles son los errores más comunes presentes en un emprendimiento y cómo solucionarlos?

     

    1. Falta de experiencia en el sector: Suena obvio, pero es una verdad. Es posible que entre todo el movimiento de la empresa y los cambios en el mercado, no cuentes con el tiempo suficiente de estar estudiar constantemente, lo que puede dar como resultado que no logres ir al ritmo que demanda un emprendimiento.

    Antes de comenzar, debes estudiar el mercado al que te insertarás. De esta forma será más fácil saber qué tan demandado es tu producto por el público, la competencia a la que te enfrentarás y si eres o no capaz de enfrentarla.

     

    2. No hay un plan de negocios: Para el correcto desarrollo de tu emprendimiento, es fundamental conocer por lo menos los datos claves del proyecto y el sector en el que se desenvolverá. Para eso debes estudiar el mercado, analizar los precios de la competencia, la rentabilidad, costos, la inversión y forma de financiamiento mejor se adapte a tus necesidades.

     

    Contar con un plan de negocios ordenado y correctamente armado te ayudará a evitar errores, hacer proyecciones y, entre otras cosas, a conseguir préstamos y financiamiento.

    ¡Importante! Elaborar un plan de negocios tradicional vale la pena. Realizar el ejercicio de sentarte en un escritorio y escribir, es la mejor manera que tienes para entender realmente cómo implementar, transformar y sacarle provecho a tu idea de negocio.

    Si quieres saber cuál es la mejor forma para crear tu plan, te recomendamos leer este blog de Entrepreneur.

     

    3. Falta de medición constante: Para un negocio, es clave saber qué está siendo rentable y qué no. La mejor manera de lograrlo, es contar con diferentes herramientas que permitan conocer cómo está funcionando el negocio en diferentes aspectos. Es fundamental la participación de profesionales expertos que se encarguen constantemente de realizar dichas mediciones y medir ciertos indicadores.

    ¿Tienes dudas sobre cómo medir la rentabilidad de tu empresa? Te recomendamos leer este artículo donde se entregan algunos tips muy útiles.

     

    4- No poner al cliente en primer lugar: No eres tú quien debe enamorarse del producto, es el cliente. Siempre debes tener presente que él es el activo más importante de tu empresa; por ende debes escucharlo, entender qué busca y poner sus necesidades primero, ya que son sus requerimientos la razón y motor de tu empresa.

     

    Bonus: Por último, es importante recordar que la propuesta de valor del servicio o producto debe solucionar algún problema o cubrir alguna necesidad existente en el mercado, y si no hay competencia que haya brindado una solución concreta a dicha necesidad.

    Pero ten cuidado, que la búsqueda de un negocio sin competencia no se transforme en presentar un producto o servicio sin mercado. Este es un error de aquellos que esperan innovar con algo que en realidad, nadie busca.

    Identifica a tus potenciales consumidores y asegúrate de la existencia de una demanda suficiente para tu negocio.

     

    Conclusión

     

    Emprender no es una tarea fácil, pero ten claro que sí es posible. La clave está en considerar una serie de factores y riesgos.

    Identifica a tu público objetivo y una vez que lo tengas, valida tu producto o servicio. Preocúpate constantemente de medir el avance o retroceso de tu negocio, mantente informado sobre la forma en la que se está desarrollando la industria a la que apuntas y mantén tus planes en orden. Estos son pasos fundamentales y obligatorios para un negocio.

    Recuerda que una idea fantástica no siempre es suficiente. Debes lograr que el cliente se enamore de tu producto y tu enamorarte del cliente, entendiendo lo que necesita.

     

    guia para financiar tu pyme

     

    Para más información mira la guía las alternativas de financiamiento para pymes.

     

    Compartir en

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.

    Ver artículos similares

    ¿Cómo utilizar la data para mejorar la experiencia del cliente?

    La satisfacción que tienen los clientes con tu compañía influye en su éxito o fracaso, por lo mismo, el buen uso del Big Data ayuda a superar sus expectativas y aumentar su fidelización.

    Estrategias para aumentar el ciclo de vida del cliente con el modelo Flywheel

    Generar el mejor vínculo con los clientes antes, durante y después de la compra es un trabajo que, si se hace bien, optimiza los recursos y esfuerzos en el negocio.

    ¿Qué impacto tiene la calidad del servicio al cliente en las ventas?

    Atraer y convertir clientes es el objetivo de toda empresa para crecer, normalmente a cargo de las áreas de marketing y ventas (ojalá alineadas).