Estos son los problemas de una Pyme que puedes resolver con un CFO

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 4 minutos

Si eres emprendedor y pasas mucho tiempo preocupándote de las finanzas de tu empresa en vez de estar enfocado en el desarrollo de tu negocio, quizás ya sea tiempo de delegar.

 

 Sacas cuentas alegres, pero nunca habías tenido tan poco tiempo libre. Cada día más clientes tocan a tu puerta y has tenido que contratar gente como loco. Te falta efectivo, lo que no te cuadra con el éxito que está viviendo tu marca. Si todas estas frases te parecen conocidas, es porque probablemente le haga falta un CFO a tu vida.

 

Bueno, no estás solo. En su artículo 5 razones de por qué las Pymes no sobreviven, Entrepreneur explica que los emprendedores desempeñan al menos seis funciones:

 

  1. Dir. general
  2. Dir. de marketing
  3. Dir. de ventas
  4. Dir. de finanzas
  5. Dir. de operaciones
  6. Dir. de capital humano (RH)

 

El problema es que tener un título no tiene nada que ver con cómo desarrollar una empresa.

 

Un CFO o un profesional de las finanzas puede hacer lo que, hoy por hoy, le hace falta a la mayoría de los emprendimientos. Mucho más que entender la importancia del efectivo y construir el negocio intuitivamente en base a esto, lo que este personaje haría es trabajar con procesos financieros y sistemas para prosperar de manera estratégica.

 

Sabemos que gran parte de las Pymes no contempla contratar a un gerente de finanzas a tiempo completo. Pero, ¿has pensado todo lo que podrías comenzar a desarrollar si delegas el orden de las cuentas? Por esto, te presentamos los siguientes problemas que podrás resolver si contratas a un CFO.

 

Información incompleta

 

Puede que uses un software de contabilidad como los QuickBooks, pero esta es una herramienta recomendada sólo en el proceso inicial de crecimiento de una empresa. Lo mismo con el contador con el que te reúnes cada trimestre para preparar los informes financieros.

 

Ambas soluciones no te entregan la información necesaria para administrar estratégicamente tu negocio, sino que sólo datos aislados y, en la medida que crezcas, probablemente las transacciones serán cada vez más complejas, necesitando un manera más significativa de administrarlas.

 

Entonces, cómo podrás discernir entre lo que es importante o no de considerar; con la ayuda de un gerente de finanzas, quien será capaz de contar con estados de resultados, balances financieros o flujos de caja actualizados, lo que a su vez permitirá tener una visión clara de tu negocio, pudiendo tomar mejores decisiones acorde al mercado.

 

 

 

Escasez de efectivo

 

Algo muy común dentro de las Pymes es la falta de dinero para atender a todas las necesidades de caja más prioritarias y realizar buenas previsiones de tesorería. Lo tienes claro, porque hasta ahora probablemente eres el único que lidia con esto, pues el tema de la liquidez involucra mucho más que créditos y ventas.

 

Un CFO o gerente de finanzas, por formación, sabe cuándo el dinero en efectivo —tu flujo de caja– está a punto de agotarse, ya que hace un seguimiento regular y exhaustivo del tema. Es más, le encantaría contar con mayor estabilidad en el flujo, para así tomar decisiones más seguras dentro de la empresa.

 

Poco tiempo para trabajar en lo que sabes

 

Más allá del tipo de empresa de la que seas dueño, si pasas horas tratando de entender y cuadrar cuentas, y pese a que tu contador te entregue la información solicitada al día, no te basta; debes dejar de perder tiempo en obtener el orden financiero que quisieras.

 

Entendemos que es una opción más barata que lo hagas, sin embargo si ahora te parece una sobre demanda, imagínate el día que tengas serias dificultades en tu empresa, no tendrás cabeza para entender tu información financiera, menos para sacar a flote el negocio.

 

¿Un plan financiero, nosotros?

 

Aunque no lo creas, con un CFO en tu empresa, será capaz de no sólo crear un plan financiero para esta, sino que también implementarlo, evaluarlo cada cierto tiempo y medir su avance. Y es un hecho comprobado por las grandes compañías: Quienes planifican, se desempeñan mejor.

 

Conclusión

 

La función de un CFO o gerente de finanzas es asegurarse que tu empresa exista en 10 años más.

 

Según el ministerio de Economía “el 15,2% de las microempresas muere al primer año de vida, un 14,8% muere al segundo y 9,4% al tercer año. Es decir, un 60,6% de las microempresas sobrevive al “Valle de la Muerte”. Esta cifra, en el caso de las pequeñas es de un 81,6%, en las medianas un 90,1%, y en las grandes un 93,7%. Sólo un 40,9% de las microempresas vive al menos 7 años”.

 

Estos problemas que acabamos de definir debieran ser suficientes para, por lo menos, te decidas como CEO a poner el tema sobre la mesa. Sobre todo si eres consciente del crecimiento que ha experimentado tu empresa y ya no alcanzas a obtener toda la información necesaria proveniente de clientes y proveedores.

 

Un gerente de finanzas a tiempo completo incluso podría acarrear beneficios intangibles; gracias a ellos, los gerentes generales de las empresas sentirán de nuevo el empoderamiento de contar con la información a tiempo para resolver los problemas a tiempo y administrar mejor su proyecto.

 

New Call-to-action

 


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog