¿Cuáles son las métricas claves al momento de presentar la tracción de tu negocio?

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 3 minutos

En los negocios no todos los datos son útiles, pero cuando las métricas se enfocan en información que efectivamente ayuda a tomar mejores decisiones, los procesos se vuelven más fáciles y alcanzables.

 

Eric Ries, empresario estadounidense, blogger y autor de The Lean Startup, destaca la importancia de las métricas inteligentes que utilizan "las tres A": accionables, accesibles y auditables.

 

Sin embargo, estas métricas pueden abarcar muchos índices. Si te estás preguntando por cuál empezar al momento de presentar la tracción de tu negocio a posibles inversionistas, la buena noticia es que sólo hay un puñado de métricas macro que realmente importan y Dave McClure seleccionó 5 de ellas. 


 De las 5 métricas, dos son importantes al momento de presentar la tracción del negocio: las métricas de activación y retención. Es decir, validar que el objetivo principal de tu idea de negocio sea entregar algo que la gente realmente quiere.

 

La adquisición de un producto y su referencia son dos métricas claves que se correlacionan con la construcción de algo que las personas desean, proporcionando una buena primera experiencia (activación) y, lo más importante, conseguir que los potenciales clientes quieran regresar al producto (retención).

 

Sin embargo, debes tener cuidado con las métricas vanidosas que no aportan valor.

 

El peligro de las métricas de vanidad

 

Vanity Metrics o métricas de vanidad son fáciles de medir, pero dan una falsa impresión de crecimiento del negocio al aportar poco valor. Solo sirven para documentar el estado actual de tu producto o servicio, pero no ofrecen información sobre cómo llegaste hasta donde estás o qué debes hacer a continuación.

 

La información de estas métricas no representa ningún punto concreto de mejora, por lo que centrarse en ellas hace que pierdas de vista los puntos optimizables de la estrategia de tu negocio.

 

“Las métricas de la vanidad son peligrosas "

Eric Ries , autor de The Lean Startup

 

Un ejemplo de métrica vanidosa es el tráfico web. Puede que en tu sitio tengas muchas visitas y leads, pero al no hacer un alcance con la tasa de conversión, definitivamente es una métrica carente de valor, ya que el número no es relevante si los prospectos no son de calidad.

 

Los seguidores de Twitter, Instagram o los likes de Facebook también son considerados como métricas de vanidad al momento de presentar la tracción de tu negocio. Actualmente, los seguidores se pueden comprar, por lo tanto el número de followers no significa nada. En este caso, es la interacción y el engagement lo que realmente valen.

 

El valor de las métricas procesables y accionables

 

Si una métrica no es accionable o procesable y no puedes hacer nada para mejorarla, pregúntate ¿para qué la vas a rastrear?

 

Las métricas procesables cuentan la historia de qué acción se debe tomar para alcanzar los objetivos. El estándar ideal para las métricas procesables es el resultado de las pruebas A / B o A/B test.

 

Un ejemplo de prueba A/B es la tasa de apertura de dos líneas de asunto de correo electrónico diferentes. En una prueba A/B se indicará inmediatamente qué línea de asunto elegir al ser la más atractiva para la base de datos seleccionada.

 

Una métrica accionable, en cambio, es aquella cuyos resultados permiten saber cómo están funcionando las acciones y mejorar aquello que se está midiendo.

 

Un ejemplo de métrica accionable es la tasa o porcentaje de rebote de un correo electrónico, ya que ayuda a saber qué contenido gusta menos al usuario y cuál tiene mayor éxito, por lo que es posible sacar conclusiones sobre qué contenido hay que analizar y qué puntos son optimizables.

 

Por ende, las métricas accionables son importantes porque permiten tomar decisiones para mejorar una situación o solucionar los problemas de los clientes.

 

Conclusión

 

Lo más importante es que tengas en cuenta que no hay una cantidad específica de tracción para mostrar, pero mientras mejor sea la calidad de los indicadores de tracción, más inversionistas se sentirán atraídos por tu idea de negocio.

 

Todo dependerá de la metodología aplicada para presentar la información precisa y relevante, dejando atrás indicadores irrelevantes que no proporcionan un verdadero conocimiento sobre la marcha de tu emprendimiento.

 

Guía de startup a scaleup


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog