Gig economy: la tendencia laboral que abre nuevas oportunidades de trabajo y negocios

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 4 minutos

Como empresa debes estar al tanto de las últimas tendencias de modelos de negocio y en el mercado laboral.

Por eso te contamos sobre el más reciente cambio de paradigma en materia laboral, que está transformando cómo las personas se relacionan con su profesión y trabajo.

 

Se trata de la “gig economy”.

 

Para pequeñas y medianas empresas en crecimiento que buscan potenciar nichos olvidados o poco conocidos, familiarizarse sobre este modelo puede abrir oportunidades interesantes.

¿Qué es la gig economy?

 

Esta frase se refiere a todo tipo de contrataciones temporales de profesionales o recursos por un tiempo determinado y para tareas específicas.

No obstante, la “gig economy” como tendencia surgió con fuerza en Estados Unidos después de la última crisis financiera; muchas personas quedaron sin empleo y se abocaron a realizar todo tipo de trabajos breves para subsistir.

El formato fue ganando adeptos en algunos sectores, especialmente servicios, y tomó distintas formas, como el trabajo colaborativo online y el trabajo on demand a través de aplicaciones móviles y plataformas web de convocatoria de empleos.

En Chile, la modalidad de “economía colaborativa” es la que mayor popularidad ha ganado, la cual se basa en el intercambio o arriendo de producto y/o servicios mediante plataformas tecnológicas.

Hoy en día, las empresas Airbnb (plataforma web de alojamiento privado compartido) y Uber (plataforma web de transporte privado compartido) son sus principales referentes.

 

¿Cuál es la principal característica de la gig economy?

 

Debido a sus diversas formas, no se puede hablar sólo de un tipo de gig economy. No obstante, tienen denominadores comunes:

  • Usan las plataformas digitales como herramienta de comunicación.
  • Tienen sistemas basados en calificaciones.
  • Se enfocan en nichos de mercado abandonados o caros y de mala calidad.

 

¿Son lo mismo la gig economy que el trabajo independiente o la subcontratación?

 

Son modalidades de trabajo que tienen características en común, pero no son lo mismo. La gig economy comprende la contratación de un profesional por un trabajo específico y por un tiempo determinado (hora o días, usualmente). Puede o no haber un contrato de por medio y, cuando lo hay, usualmente se trata de un contrato de prestación de servicios o a honorarios.

Por lo general, no hay una relación de subordinación ni dependencia entre el profesional y el empleador.

Un trabajador independiente puede realizar servicios bajo la modalidad gig economy, por ejemplo. No obstante, también puede ser empleado por un negocio con un contrato a plazo fijo o de prestación de servicios para funcionar en jornada completa, mediana o a plazo determinado.

Mientras, la subcontratación normalmente comprende que una empresa ejecute obras o servicios por cuenta propia para un tercero, mediante adjudicaciones directas o licitaciones, con contratos a plazo fijo de corto, mediano o largo aliento.

 

 

 

¿Cuáles son las ventajas de trabajar bajo este formato?

 

Los defensores de la gig economy enfatizan que el beneficio de este formato de trabajo es transversal a economías, países y culturas, y destacan entre sus ventajas:

 

  • Flexibilidad de horarios
  • Libertad de acción
  • Fortalecimiento de habilidades y capacidades
  • Expansión del mercado laboral
  • Ocupación de tiempos muertos (cesantía o entre trabajos)
  • Aumento del ingreso extra
  • Especialización de tareas
  • Uso de recursos o productos o servicios subutilizados
  • Reducción de costos para empleadores

 

¿Cuáles son las desventajas de la gig economy?

 

Entre las críticas en contra de las empresas colaborativas que hacen negocio en base a esta modalidad de trabajo, se les acusa de no cumplir con las reglas ni obligaciones del mercado laboral formal.

En Chile, al igual que las personas contratadas a honorarios y debido a la naturaleza de los trabajos que realizan, los profesionales que funcionan bajo la modalidad gig economy no se rigen por el Código del Trabajo porque normalmente no están subordinados a un contrato de trabajo indefinido o a plazo fijo. Por ende, no les corresponde ninguno de los derechos sociales que establece la ley, como por ejemplo feriados anuales, indemnización por años de servicio, descanso en los días festivos, etc. Sólo les caen aquellos derechos que acuerda con su empleador en el contrato de prestación de servicios.

 

¿Cuáles son los beneficios de la gig economy para una Pyme?

 

Dependiendo del sector económico donde se desempeñe el negocio, la contratación temporal de profesionales con capacidades y habilidades específicas para realizar una tarea particular puede resultar beneficiosa para una Pyme cuando:

  • No puede emplear a estas personas de forma permanente, con un contrato fijo o a tiempo indefinido.
  • Cuando requiere emplear trabajadores de forma temporal sólo durante ciertos meses del año.
  • Cuando el negocio busca reducir sus niveles de rotación laboral.
  • Busca expandir la base productiva sin realizar una mayor inversión

 

¿Está regulada la gig economy en Chile?

 

No. Cabe enfatizar que ni el Código del Trabajo ni otra legislación laboral en Chile ha incorporado formalmente la “gig economy” en sus estatutos dado que es un fenómeno mundial bastante reciente.

 

Conclusión

 

Una crisis económica y la transformación tecnológica de procesos y empresas dieron forma a la gig economy.

 

Sin embargo, este cambio de paradigma laboral tiene para rato.

 

Dado que es flexible y se acomoda a las circunstancias económicas y sociales de los mercados

donde germina, se espera que siga evolucionando y adoptando nuevos formatos.

 

Por ello es importante que las empresas monitoreen cómo esta nueva tendencia dispondrá de una fuerza de trabajo altamente calificada, así como de modalidades de trabajo enfocadas en la concreción de proyectos y tareas.

 New Call-to-action


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog