Tiempo de lectura: 4 minutos

    Los nuevos modelos organizacionales que le convienen a tu pyme

    Es crucial que tu empresa cuente con una estructura organizacional flexible, versátil y adaptable al cambio. ¿Por qué tu pyme lo necesita? ¿Cuál es el tipo que encaja mejor con las características de tu empresa? Te explicamos aquí.

    Las empresas evolucionan como lo hacen las sociedades. No obstante, todavía muchos negocios funcionan con el tradicional modelo organizacional piramidal y con niveles jerárquicos burocráticas y poco flexibles.

    Esto común ver estas estructuras en compañías con muchos trabajadores; jerarquizar las plantas resulta más fácil para controlar la producción que darle autonomía a cada colaborador.

    Pero cuando se trata de pequeñas o medianas empresas, esta estructura no funciona. Lo mejor es que adopte modelos organizacionales flexibles, versátiles y planos.

    Primero, ¿qué es un modelo organizacional?

    Es el marco o “campo de juego” que tiene toda organización para definir sus niveles de autoridad, la comunicación interna, los deberes según colaborador y las asignaciones de recursos, entre otros factores.

    También conocido como estructura organizacional, tiene relación con las formas de orden interno y administrativo de una empresa, es decir, es la manera en que esta se concibe, planifica su trabajo y reparte formalmente sus responsabilidades.

    Para el sitio Concepto.de, si bien responde a los objetivos y al modelo de gestión interna -o cómo en la empresa conciben a la autoridad, es el ideal es que se modifique y adapte a nuevos escenarios y necesidades fácilmente, que es lo que te proponemos más adelante.

    ¿Para qué sirve?

    Básicamente, para funcionar. Si una empresa no cuenta con un modelo organizacional no puede autodefinirse ni organizarse, menos, comunicar sus productos o servicios de cara a sus clientes y la industria.

    En este sentido, es útil para que todos los elementos de una empresa funcionen de manera armónica y, por ende, alcancen los propósitos comerciales de esta.

    Por el contrario, sin una estructura organizacional, una compañía se vuelve foco de problemas rápidamente, lo que dificulta las tareas y consecución de objetivos, llevándola al fracaso.

    ¿Cómo son los nuevos modelos organizacionales?

    Ante la constante disrupción tecnológica en lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial -que acarrea un cambio permanente en los hábitos de compra de las personas-, los expertos sugieren que las empresas de hoy adopten nuevas estructuras organizacionales de tipo ágiles.

    De lo contrario, no podrán adaptarse a los nuevos desafíos del mercado ni dar respuesta a las necesidades y demandas de sus clientes. En este aspecto, el consultor Juan Ferrer cree que las empresas tienen que ser:

    • Rápidas
    • Autogestionadas
    • Multifuncionales

    Pero el cambio no llega de un día para otro; es un experimento de transformación.

    Para el coach de negocios Frederic Laloux, este llega a través de saltos cada vez más colaborativos, yendo de estructuras con autoridad del mando y jerarquía formal, a sistemas donde exista la autogestión, plenitud y un propósito evolutivo para las empresas.

    ¿Cuál le conviene más a tu empresa?

    Por lo general se habla de la existencia de modelos organizacionales súper definidos, que según podemos clasificar en:

    • Lineal, que contempla como principio organizador la jerarquía o la autoridad directa del jefe sobre los trabajadores.
    • Funcional, que divide las labores de una empresa en unidades especializadas, cada una al mando de un jefe independiente.
    • De Staff, que deposita en contrataciones externas muchas de las funciones que en otras estructuras implicaría la construcción de unidades de trabajo.
    • Matricial, que se basa en equipos de trabajo autónomos y desconectados entre sí, cada uno con un proyecto a su cargo y compuesto por un conjunto diverso de trabajadores.

    Actualmente, la idea es dirigir la mirada hacia estructuras donde prime:

    • La responsabilidad individual .
    • Plenitud de los trabajadores.
    • Espacios de creatividad y silencio.
    • La mejora continua.

    En este sentido, los modelos que tienen una mirada sistémica y conciben a las organizaciones como un todo capaz de autogestionarse son:

    • Redarquía, que se caracteriza por la interacción en red de sus componentes, ser más abierta y participativa, y tomar las decisiones de abajo a arriba.
    • Sociocracia, que se basa en la toma de decisiones por consentimiento en círculos, en donde todas las voces son escuchadas.
    • Holocracia, inspirada en la Sociocracia, pero con más reglas internas para adaptarse a contextos empresariales.
    • Organizaciones Teal, que aportan autogestión, plenitud y un propósito evolutivo a las organizaciones.

    Como también señala el portal Talent Street, todo está en el liderazgo que lleves o quieras implementar.

    Conoce más sobre otras estructuras organizacionales que facilitan una cultura laboral sana e innovadora en la empresa, revisa nuestra Guía de las Nuevas estructuras organizacionales.

    ¿Cómo saber si tu pyme está lista para esto?

    Si hay interés de cambiar hacia un modelo que resalte el conocimiento y habilidad de la persona y no su cargo, entonces tu empresa tiene más posibilidades de implementar un modelo organizacional moderno.

    Una estructura organizacional clara es mejor que nada

    Quizás consideras que implementar un modelo acorde a los nuevos tiempos se te escapa de las manos y está bien.

    Lo primero que debes tener clarísimo antes de pensar en transformar tu empresa es a qué modelo quieres apuntar que la ayude a funcionar y alcanzar sus objetivos comerciales. Teniendo eso definido, el resto del proceso de cambio será más eficiente.

    ¡Es el momento de reactivar tu negocio! Comienza aquí

    Compartir en

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.

    Ver artículos similares

    Implementa estas 4 tendencias de venta e impulsa tu pyme

    Contemplar las estrategias de venta correctas dentro de tu plan comercial es crucial para alcanzar tus objetivos e, incluso, superarlos. Por esto, deja atrás lo que ya no funciona y empieza a considerar nuevas formas de conseguir clientes.

    Así será el consumidor del futuro y solo así podrás satisfacerlo

    Los hábitos de compra, intereses y comportamientos de consumidores están cambiando y solo quienes logren entenderlos y adaptarse se posicionarán como los favoritos en el mercado.

    3 tendencias tecnológicas que ayudan a la pyme a crecer

     Existe una frase muy usada en el mundo de los negocios que demuestra la importancia de adaptarse al cambio para mantenerse competitivos: “renovarse o morir”. Los negocio que no logran lo primero, desaparecen. Aquí te explicamos cómo renovarte.