¿Cómo generar y mantener una cultura organizacional saludable?

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los gerentes y CEOs de nuevas empresas deben tener claro que la cultura organizacional es clave para el buen desarrollo del negocio, ya que da identidad a la organización y entrega el valor agregado que la diferencia de las demás.

 

Algunos piensan que promover un excelente clima laboral se puede lograr por medio de acciones como fomentar e implementar proyectos internos, dar más y mejores oportunidades de crecimiento, aumentar los salarios, dar más vacaciones, entregar beneficios e incentivos para mejorar la productividad y motivación, entre tantas otras alternativas.

 

Si bien estos aspectos no dejan de ser importantes para mejorar la cultura de tu organización, hay un factor relevante que lamentablemente cada vez va quedando más a la deriva. ¿Sabes de qué estamos hablando?

 

Te lo explicamos en este blog


Saber comunicarse de la manera correcta y en el lugar correcto

 

El valor de establecer una comunicación horizontal en las empresas y por sobre todo, hacerla de forma efectiva, ayuda a establecer mejores expectativas para los colaboradores, e incluso, para los propios clientes. ¿Cómo lograrlo?

 

Tener las expectativas claras sirve para transmitir el mensaje de cómo el desempeño de los miembros del equipo puede impactar a la compañía, dando una orientación de lo que deben hacer para lograr una retroalimentación positiva.

 

Para los clientes, en cambio, una comunicación clara puede ayudar a gestionar sus expectativas sobre problemas del producto o servicio, incluso, sobre la mejor manera de interactuar con la empresa.

 

4 ventajas de establecer una excelente comunicación interna

 

Como has podido ver, la comunicación efectiva es definitivamente clave para crear una cultura positiva en el lugar de trabajo. La transparencia en la comunicación es obligatoria en todos los niveles para una mejor comprensión del trabajo y una mayor vinculación entre los miembros.

 

A continuación, podrás ver 4 formas en que la comunicación efectiva ayuda a una organización

 

1. Genera relaciones sólidas: la comunicación efectiva es capaz de construir relaciones más fuertes. Al igual que como ocurre en las relaciones de pareja, la confianza y la lealtad son factores clave. De este modo, los integrantes se ven impulsados por la comunicación que se enfoca en satisfacer las necesidades individuales, transmitir información importante y brindar retroalimentación positiva y constructiva.

 

Las relaciones sólidas con audiencias externas o clientes, también generan una comunicación sólida y cercana de los productos y servicios, cultura y valores de la empresa.

 

2. Ideas más innovadoras: mantener una comunicación horizontal debería ser una costumbre en las empresas de todos los tamaños. Los canales abiertos de comunicación permiten llevar a nuevas ideas e innovar en diversas áreas.

 

Cuando los colaboradores saben que sus ideas pueden ser bien recibidas y aceptadas, los líderes de la compañía deben tomar una postura abierta y ser capaces de responder de la mejor manera a los comentarios y propuestas de los miembros del equipo.

 

Una buena práctica de mantener una comunicación sólida y clara, es por medio de la correcta interpretación de lo que los colaboradores manifiestan. Para ello, es útil repetir lo que hemos oído, pero utilizando nuestra palabras, y preguntando si es correcto. Por medio de esta escucha activa, es más probable generar un clima de confianza deseado, e incrementar la motivación de los empleados, haciéndolos sentir valorados.

 

Es importante tener en cuenta que los propios clientes pueden ser una fuente de grandes ideas para ayudar a mejorar el negocio. Para esto, hay varias formas de tener feedback del producto o servicio que se les ofrece.

 

3. Clientes promotores de la marca: un estudio de Rockefeller Corporation reveló que los clientes no son los que dejan a las compañías, sino que las compañías son las que pierden a sus clientes.

 

“El 91% de los clientes no volvería a comprar a una compañía que les diera mal servicio al cliente”, Rockefeller Corporation.

 

Por eso mismo, cuanto más sepan los colaboradores acerca de la compañía, su cultura, sus productos y servicios, y su respuesta a cualquier problema negativo de parte de sus clientes, les permitirá convertirse en embajadores ante la comunidad, amigos, familiares y otras conexiones comerciales.

 

Lo importante es entender que los colaboradores que tengan una relación fuerte y positiva con sus empleadores y confíen en la información que reciben, tendrán más probabilidades de compartir esa información con sus propios clientes, convirtiéndolos en promotores felices y satisfechos con la marca.

 

4. Potenciar la formación constante, y de forma gratuita: gracias al avance y desarrollo de la tecnología, hoy es posible acceder a varios cursos online sin costo para conseguir certificaciones que permitan a los colaboradores crecer profesionalmente.

 

También hay cursos cortos, gratuitos y en español en Linkedin, que si realmente se aprovechan, es posible certificarse en poco tiempo y conseguir más y mejores habilidades profesionales. Luego del mes de prueba comienza el cobro ¡por eso es importante aprovechar el tiempo, ya que son muy cortos!

 

Mediante los cursos y actividades formativas, es posible conseguir que los empleados se fijen metas periódicas, para ir asimilando nuevos conocimientos y desarrollar con más ganas su carrera profesional.

 

La clave está en que los líderes y jefes incentiven al estudio y formación constante de sus trabajadores, preguntándoles en reuniones 1:1 si desean tener un tiempo especial en su horario laboral para estudiar, o la alternativa que se estime conveniente.

 

Si los trabajadores tienen la sensación de estar aprendiendo y aumentando sus habilidades profesionales, su implicación con la empresa y las ganas de quedarse serán mayores. Se sentirán orgullosos y satisfechos de conseguir estos objetivos, aumentando la productividad e incluso promocionando la empresa entre sus contactos.

 

Conclusión

 

Mantener un feedback positivo, constante y, por sobre todo, cercano, hará que sea más probable para los colaboradores contribuir con sus ideas y generar un mejor clima laboral.

 

Lo importante es que los CEOs y jefes encargados de cada área, se tomen el tiempo de conversar de forma sincera y transparente sobre los objetivos y necesidades de cada miembro del equipo. De esta manera, se generará un clima mucho más productivo y acogedor.

 

Nueva llamada a la acción


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog