5 aspectos críticos de una buena descripción de perfil del candidato

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 3 minutos

Crear el perfil del candidato ideal debe ser un proceso simple, sencillo y fácil de entender para los postulantes al cargo de tu empresa.

 

Sin embargo, en la práctica muchos gerentes y encargados de reclutamiento y selección hacen todo lo contrario.

 

Las descripciones de trabajo son también una parte integral del proceso de planificación del desarrollo del desempeño de todo trabajador, por lo que es muy importante analizar y pensar bien en el perfil del candidato ideal antes de contratar.

 

Componentes esenciales para una buena descripción de perfil del candidato

 

Primero que todo, es importante que hagas un análisis a nivel interno de los roles que cada área de la empresa requiere. De este modo, tendrás una visión más clara de lo que cada departamento necesita para ajustar presupuestos y planes a partir de cada cargo.

 

Luego de eso, para el proceso de selección en específico, es importante que consideres al menos estos 5 aspectos básicos para que la oferta sea clara y no genere confusión en los candidatos.

 

1. Planificación de vacantes y características del puesto: en el caso de una Pyme son los mismos dueños del negocio quienes toman la delantera en cuanto al desarrollo de una descripción del cargo. Sin embargo, la opinión y participación de otros trabajadores relacionados al área donde se desempeñan, puede contribuir a un mejor desarrollo.

 

Es importante considerar también que hoy en día surgen nuevos puestos de trabajo que antes no existían, con roles más específicos, por lo que si el cargo es nuevo, servirá para alivianar la carga de los colaboradores actuales.

 

2. Información del título y posición jerárquica: este punto tiene que ver con la descripción del trabajo. Dar un título específico y bien detallado de un puesto es de gran importancia para entender y hacer sentir especial al candidato. De este modo, se da mayor énfasis a las responsabilidades y acciones a tomar por la persona que consiga el cargo.

 

Bajo este mismo punto, también se debe informar si habrá requisitos especiales, es decir, condiciones extraordinarias aplicables al trabajo. Por ejemplo: horarios, turnos, horas extras o trabajo de fin de semana, si requiere vehículo, viajes laborales, etc.

 

Para definir esto, es importante analizar las necesidades y metas de la empresa, además de la posición dentro de la estructura organizacional que ocupará el nuevo encargado.

 

3. Funciones básicas y objetivo del trabajo: es importante que te preguntes por qué es relevante que exista alguien que ocupe dicho cargo. Para establecer las funciones básicas y objetivos de este nuevo puesto, se debe hacer un análisis del mismo, además de los resultados que se esperan de parte del individuo. No dejes de considerar los recursos materiales y apoyo humano que el candidato necesitará para conseguirlo.

 

Si la persona tendrá relación directa con los clientes, es bueno también definir el tipo de trato y estilo con que la empresa se dirige a ellos.

 

Junto con ellos, describir las relaciones con los compañeros de trabajo y otros aspectos a nivel cultural son aspectos relevantes pero pocas empresas los toman en cuenta al momento de definir perfiles de candidatos ideales.

 

4. Cualificaciones y conocimientos necesarios: la experiencia y conocimientos previos son factores muy importantes al momento de elegir un candidato para un puesto laboral, además de la educación, experiencia, capacitación y habilidades técnicas necesarias para postular al cargo.

 

Es importante indicar en la oferta laboral los cursos, diplomados o conocimientos específicos que idealmente el candidato debe tener para postular, además de conocimientos informáticos o tecnológicos, dependiendo de cada caso.

 

No olvidar especificar si se requiere conocimiento de idiomas y en qué nivel. Este punto es esencial para que el candidato elegido desempeñe correctamente todas las funciones requeridas.

 

5. Obligaciones y responsabilidades laborales: finalmente, dentro de la descripción de un puesto de trabajo es necesario detallar los requerimientos del mismo. Esto es clave para que el mensaje sea comprendido de parte de las personas distintas a quienes hicieron el diseño y descripción del mismo.

 

Para corroborar la claridad de la oferta, una buena práctica es preguntar la opinión a los demás miembros del equipo.

 

Existen dos características de responsabilidades del trabajo que son importantes de especificar: identificar las tareas que comprenden al mayor porcentaje del trabajo a realizar y enumerar las tareas en orden de tiempo o prioridad.

 

Será suficiente con mencionar entre 7 y 10 responsabilidades del puesto de trabajo para que el aviso sea más concreto y detallado. Además, el mensaje tiene que ser lo más conciso y claro posible, de modo que pueda ser entendido por personas que no conocen al detalle el puesto que se está describiendo.

 

Conclusión

 

Una descripción de perfil de trabajo específica y bien redactada establece la base para que el futuro integrante entienda claramente lo que la empresa necesita para desarrollarse personalmente y contribuir a la organización.

 

Al considerar los aspectos anteriormente mencionados, será posible concretar un perfil de puesto adecuado para el plan de desarrollo organizacional. Lo importante es que dediques tiempo para elaborar un modelo de descripción de perfil que sirva para atraer, contratar y retener colaboradores de forma continua. 

 

New Call-to-action


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog