Evita estos 6 errores típicos cuando contrates nuevo personal para tu pyme

Escrito por josé

Tiempo de lectura: 4 minutos

El tiempo es escaso y no das abasto porque te haces cargo de todo lo relacionado a tu pequeña y mediana empresa (Pyme). Necesitas sacar parte del peso que pende sobre tus hombros.

 

Tienes claro que debes contratar a otra persona. Sin embargo, no sabes cómo empezar. Un paso previo crucial para que inicies un proceso de selección adecuado a la realidad de tu Pyme es que sepas exactamente qué necesitas.

 

Sin un objetivo definido para tu nueva contratación, posiblemente cometerás los siguientes errores que son comunes a todo proceso de selección mal diseñado:

 

Contratar por contratar

 

Si no tienes clara la descripción del cargo, conocida como perfil de cargo o perfil ocupacional en el área de desarrollo organizacional, esta búsqueda será compleja y larga.

Es tan simple como sentarse y definir qué roles y responsabilidades asociadas quieres traspasar, en qué área, cuán cruciales son para la operación del negocio, y el nivel de profesional que necesitas.

Una vez identificado el cargo, define claramente las tareas que la persona debe cumplir, y describe estas obligaciones de la forma más práctica y realista posible. Esta definición reduce falsas expectativas tanto para tí como para el candidato.

 

Contratar familiares y amigos

 

Es un tema complejo. Por un lado, la confianza que genera trabajar con gente conocida hace años, ya sea por lazos familiares o intereses comunes, te lleva como dueño de la Pyme o administrador a seleccionar primero entre tus parientes y familiares.

Por otro lado, son numerosos los casos de abuso de confianza que surgen en esta situación. Generalmente, ocurre que el pariente o amigo no suple las necesidades del cargo, o bien saca provecho de su relación directa con el propietario.

El problema está en que la contratación de familiares y amistades por lo general sigue un proceso improvisado y espontáneo, sin un diseño que aclare expectativas y roles. Asimismo, en ocasiones su contratación responde a compromiso sociales más que por su utilidad para la empresa.

 

 

Duplicidad de funciones

 

Posiblemente te des cuenta de que más de un miembro dentro de tu equipo cumple las mismas funciones, cuando surge la necesidad de reemplazar a una de esas personas. Esto se debe a la falta un diseño estratégico de cargos. Por ende, debes hacer un diagnóstico interno previo a un proceso de selección, para resolver si realmente necesitas contratar otra persona, o simplificar cargos y reorganizar roles.

 

Falta de procesos

 

Ante la ausencia de un proceso de selección claro, con etapas definidas, es probable que improvises y reinventes la rueda cada vez que busques una nueva persona.

Para que el diseño funcione, éste debe incluir desde cómo harás el anuncio de búsqueda de profesionales hasta el formato de las entrevistas, pasando por la recepción de currículos y la evaluación de personas dentro del equipo para suplir la vacante.

Al tener un proceso definido con pasos específicos para cada etapa de la selección, como seleccionador puedes comparar a los candidatos de forma más fácil y eficiente.

 

Subestimar las entrevistas

 

Las entrevistas laborales son un desafío para las personas a ambos lados de la mesa. Por lo general, los consejos y esfuerzos se enfocan en el candidato que debe cautivar y convencer a su entrevistador de que es la persona idónea para el trabajo.

Pero, ¿qué pasa contigo como entrevistador? Tu rol y preparación es igual de importante. Debes planificar cada detalle de la entrevista y asegurarte de que su desarrollo cumpla con los objetivos de búsqueda.

No obstante, muchos dueños de Pyme no tienen tiempo ni preparación para hacer entrevistas de trabajo. Como resultado, apuran el proceso y se apoderan de la conversación.

 

No consultar referencias

 

Es otro error común que cometen las Pymes en sus contrataciones. Quizás solicitaste todos los currículos, pero no contrastas lo que dice el papel con la realidad. Por falta de tiempo o voluntad, no contactas a las instituciones educativas ni a las empresas donde el candidato supuestamente realizó sus estudios u obtuvo su experiencia laboral previa.

 

Conclusión

 

Contar con un proceso de selección claro contribuye a la contratación de la persona adecuada para tu pyme.

 

Al trabajar con etapas y tiempos definidos, el dueño no pierde tiempo ni recursos buscando un nuevo cargo para el negocio.

 

Como resultado, puedes enfocar tus esfuerzos en evaluar los antecedentes y entrevistas con los candidatos de forma eficiente, asegurando un proceso de selección de calidad.

 

New Call-to-action 


Déjanos un comentario


Posts más recientes

Subscríbete a nuestro blog